Artes

Los citeranos han relacionado su vida cotidiana con las artes. Citera presenta una rica tradición en la música, el canto y el baile. Influencias cretenses y de las Islas Jónicas conforman la tradición citerana. El verso amoroso, melodía alegre y el baile animado marcan la felicidad y el amor. En la pintura las muestras más importantes son los frescos de los santos en las iglesias bizantinas. El litógrafo Vasilis Jaros y el pintor Manolis Jaros son dos de los artistas contemporáneos de Chirigo. En la literatura, inspirados por la Escuela de las Islas Jónicas, destacan Emanuíl Stais, Iosif Calutsis, Georgios Mórmoris y otros. Panos Filis es el poeta contemporáneo de Citera; en sus colecciones poéticas se graba la vida cotidiana de la isla, con todo lo bueno y lo malo que pueda suceder. Muy importante ha sido el aporte del maestro Ioannis Kasimatis que escribió el folclore citerano en sus libros.

Música citerana

La música citerana se basa en el verso métrico. Tiene relación estrecha con la religión, la música bizantina, las influencias cretense y veneciana. Por tanto la métrica en la mayoría de las canciones es de 2/4 o 3/4. Los instrumentos musicales que se usan en la música citerana son el laúd y el violín. Hay muchas canciones con melodía y variedad que abarcan casi todos los tipos de la música popular. Sin embargo falta la canción histórica que se encuentra en las Islas Jónicas. Hay canciones fronterizas como “Ai Yiorgis”, religiosas como el motete de la Virgen Mirtidiótisa y fúnebres como “Símera mavros uranós” (Hoy cielo negro). También una canción popular muy conocida “Erotókritos” vino con los cretenses. Las rimas del verso pentadecasílabo con su disposición satírica son muy frecuentes y por supuesto proceden, también ellas, de Creta. También se conservan hasta nuestros días las serenatas de Zante. Al final, hay un sinfín de canciones de dos o cuatro versos que hablan del amor y la emigración.

Los bailes citeranos

Los bailes citeranos son alegres, animados y melódicos. Sus movimientos son flexibles, con varias figuras y variantes. Normalmente empiezan tranquilamente con ritmos lentos para acabar en más rápidos de movimientos más intensos. Son bailes sentimentales, de paso suave y levantamiento ligero de los pies. Muchos bailes son “balos” muy parecidos al “balos” cretense. Hay también muchos bailes “syrtós”. Se baila el “Ai Yiorgis”, como en Corfú, que es el baile representativo de Citera, el “burdaris”, el “pentozalis”, el “Panagiótena”, y el “kalamatianós”. La vestimenta es pantalón modelo turco para los hombres y una prenda tipo spaleto para las mujeres. En Citera se baila también el Tango y los bailes europeos Fox-anglais y Vals.


Ir Arriba
  • Déjales decir que los sueños y la realidad se han separado y que no se lo están llevando bien... No habrán viajado a Citera... Panos Filis, poeta citerano