Citera

Es la capital de la isla, Jora. Se halla al sur. Su puerto es Kapsali. Es uno de los paisajes más típicos de Grecia. Se convirtió en capital de la isla durante el período de los venecianos, cuando ellos, por razones de seguridad, la trasladaron desde la zona de San Demetrio –actual Paleojora- población bizantina del siglo XIII. El castillo de Jora se construyó en 1503 sobre otras instalaciones de fortificación ya existentes. Las casas del pueblo están construidas delante de la entrada del castillo. El estilo arquitectónico es él típico del mar Egeo, sin embargo muchos edificios, especialmente casas señoriales, han adoptado elementos del período inglés y del veneciano. Posición dominante tienen los campanarios de las iglesias de la capital que destacan en la vista desde lo alto.

En Citera capital hay dos plazas principales. La primera es la plaza central donde está el Ayuntamiento, los bancos, las oficinas de administración pública y es el lugar más frecuente de la capital. La segunda es la plaza de Estavromenos, se nombró así por la parroquia de Estavromenos, lugar donde está la catedral de la isla. En esa misma plaza los franceses declararon en 1799 los principios de la Revolución francesa y establecieron la democracia, aboliendo el sistema de la dominación veneciana y quemando el libro de los Nobles, el famoso Libro d’ Oro.

El mejor mirador, Belvedere, se halla al este del pueblo, en el camino hacia Kapsali. Se llamó así porque en italiano significa “buena vista” y si lo visitan se darán cuenta de lo que de veras ofrece. Es un lugar muy romántico y siempre fue punto de encuentro de los enamorados. Enfrente de Belvedere está la población de “Mesa Burgo” que se edificó en las afueras del Castillo, cuando el pueblo empezó a extenderse. Verán muchas iglesias, las cuales son privadas y pertenecen a ciertas familias desde hace años.

Un recorrido pos las calles estrechas y los rincones de Jora les va a encantar. Las casas están construidas una junto a la otra, mientras el paso, incluso de motos, es difícil. Caminen por la calle central de Jora donde hay muchas tiendas y compren productos típicos muy buenos o diviértanse con sus amigos en los cafés y los bares.

El Archivo Histórico de Citera está dentro del Castillo de Jora, en el edificio del Palacio. Visítenlo y pidan que les hablen de la importancia de los documentos que se conservan en él, desde los principios del s. XVI.

La capital de Citera está declarada como pueblo tradicional.

Ir Arriba
  • En contraste a la esterilidad general de la tierra, en la isla abundan las iglesias. John Galt, inglés, s.XIX
  • Déjales decir que los sueños y la realidad se han separado y que no se lo están llevando bien... No habrán viajado a Citera... Panos Filis, poeta citerano