Monumentos

Paleócastro

Se encuentra cerca de Paleópoli, encima de una colina. Hay huellas de estar habitado desde la Edad Geométrica. En 1999 el arqueólogo y profesor citerano Ioannis Petrójilos realizó una investigación de excavación arqueológica en la cumbre de la colina de Paleócastro, al lado de la capilla de agios Georgios, en una altura de 323m. donde encontró un templo que fue usado desde los años geométricos hasta los helenísticos. De los vestigios se estima que el templo estaba dedicado a Afrodita. En Paleócastro se conservan restos de los edificios y muros de la ciudad de Citera y de la Acrópolis. Los descubrimientos de la investigación son varios recipientes, tapones de brújulas, incensarios, utensilios de bronce como fíbulas, hebillas, anillos, etc. la investigación fue continuada durante los años siguientes.

Paleópoli – Scandia.

En el área de Paleópoli se hallaba el puerto antiguo de Scandia, que era el puerto de la capital de Citera. El puerto fue hundido por el terremoto del año 375 d.C. En el pasado se realizaron varias investigaciones arqueológicas en la zona. En Scandia hay tumbas antiguas que se pueden visitar.

Santuario minoico de cumbre

En 1992 el arqueólogo Ioannis Sakelarakis y su equipo descubrieron en Agios Georgios en Vunó, un santuario minoico de cumbre que no había sido profanado. Los minoicos controlaban el mar de Citera desde ese observatorio. A la vez, desde el mismo punto transmitían información, por medio de un sistema de antorchas, entre Peloponeso y Creta. En las excavaciones se descubrieron utensilios de piedra y de cerámica, tinajas, ídolos etc.

Mikrí Dragonara (Antidragonera)

Templo probablemente dedicado a Poseidón de Tierra, protector de la superficie de la tierra y dios de los terremotos. A finales de la década de los 90 se encontraron aquí monedas de 54 ciudades y reinos del Mediterráneo por un equipo de excavaciones encabezado por el arqueólogo Aris Tsarabópulos. Se hallaron también recipientes dedicatorios y ánforas. Se conserva una pequeña instalación portuaria, mientras las 9 anclas de piedra que se encontraron aquí se exponen en el Museo Arqueológico de Jora.

Justí y templo

La cueva de Justí está en el puerto de la isla, en Diakofti. Se trata de una cueva subterránea, de una superficie de 800 m2. En los principios de la década empezó una investigación arqueológica grande que sacó a la luz descubrimientos muy importantes que se sitúan cronológicamente alrededor del 3800 a. C. Hay también descubrimientos de la Edad Clásica y de la Era Romana. La cueva se utilizaba como lugar de culto.

Castelo, la Fortaleza de Agios (San) Francisco

La puerta de entrada en el mar Egeo desde el Oeste es el mar de Citera. Navegar por la zona era siempre muy peligroso y el cabo Maleas, el cabo oriental del Peloponeso era el punto más difícil para los marineros. Por lo tanto, un puerto seguro en la zona servía de refugio, para los barcos que pasaban, en caso de marejadas. En la bahía de la ciudad antigua de Scandia, su puerto en Kastrí y también el posterior puerto de Agios Nikólaos –actual Avlémonas-, se ofrecían para un amarre seguro. Al oeste de las ensenadas de Avlémonas se halla un castillo veneciano, la fortaleza de San Francisco. Fue construido por los venecianos en 1565 en un intento de controlar y proteger la isla y la zona de ataques extranjeros. Su forma es octagonal y dispone de las siguientes características: troneras, adarve, torre del homenaje, almacenes, cañones.

Castillo de Jora de Citera

κύθηρα, κυθηρα, kythera. citeraEs el castillo mejor conservado de la isla. Fue construido en el s. XIII por los Venier, pero puede que hubieran instalaciones en la zona antes. Fue reformado en 1503 por los venecianos. Se forma de la fortaleza principal y otra zona lateral con segunda fortificación que encierra la población Mesa Burgos. En el castillo se encuentran las iglesias de Panagía Mirtidiótisa, Panagía Orfaní, Pantokrátoras y Agios Ioannis. En el castillo se preserva también el Archivo Histórico de Citera que se alberga en el palacio de los previsores, la Comandancia antigua y casas de nobles. En la población Mesa Burgos hay 14 iglesias. En las rocas del castillo brota la sempreviva, la planta -típica de la isla- de flor amarilla. La vista desde el castillo es magnífica.

Citera, Grecia, kythera, κυθηρα

La capital bizantina de la isla fue construida en el s. XIII. Agios Dimitrios, como se nombró, fue una fortaleza segura construida en el barranco de Kakiá Langada y disponía de un acceso único por la parte sudoeste. Las casas estaban construidas una junto a otra y la tradición dice que había 70 iglesias en la aldea. Actualmente se conservan 21. El barranco de Kakiá Langada desemboca en las costas del norte, al este de Agía Pelagía. La ciudadela de Agios Dimitrios no era visible desde ningún sitio, por eso era un refugio seguro donde se podía protegerse de las incursiones piratas. En 1537 el pirata Barbarroja, que era jenízaro de la marina turca, invadió y destruyó la aldea, mató a la población, mientras se llevó a algunos de ellos para venderlos como esclavos. La visita a Paleójora es una experiencia fantástica. Este lugar agrio te cautiva y te encanta. Las leyendas adquieren vida durante la noche, según dicen los lugareños, ¡los gritos de los que se mataron se oyen desde el barranco! Estupendo estilo bizantino en la estructura y en los frescos de las iglesias, especialmente en la de Agía Barbara que está en el norte del pórtico de la ciudadela. Observen las cabras salvajes que trepan en las laderas escarpadas del barranco.

Con el equipamiento adecuado y ganas de aventura se puede bajar, detrás de la iglesia de Agía Barbara, y atravesar el majestuoso barranco. Siempre con mucho cuidado porque el nivel del peligro es alto.

Citera, Grecia, kythera, κυθηρα

Es uno de los tres centros urbanísticos medievales, junto con Paleójora y el Castillo de Jora. Se trata de un castillo veneciano que fue construido en 1565. En su interior está el barrio principal con bastantes viviendas conservadas en buen estado y bastantes iglesias dentro de las cuales se conservan pinturas religiosas al fresco y adornos bizantinos. En la entrada del castillo destaca el escudo con el León de San Marcos, emblema de la Serenísima República de Venecia.

Puente de Katuni

Citera, Grecia, kythera, κυθηραEl puente de Katuni se construyó durante la época de la ocupación inglesa, en 1826. Es uno de los puentes más grandes que construyeron los ingleses en Europa. Tiene una longitud de 110m., anchura de 6m. y altitud máxima de 15m. El puente se sostiene en 13 arcos y 12 pilas cilíndricas de simetría absoluta. Según la leyenda el gobernador inglés Mackwell se enamoró de una chica que vivía en Katuni. Tomó entonces la decisión de construir allí cerca un puente para poder ir y supervisar las obras. De tal modo que pudiera encontrarla y estar con ella. En la realidad el puente ese formaba parte de la vía que uniría la capital de Citera con Avlémonas. La vía esa no se concluyó nunca, pues los ingleses se marcharon en 1864 después de la unión de las islas jónicas con Grecia. Hoy en día este puente constituye uno de los monumentos más importantes de la isla.

Puente de Potamós

Se construyó en 1823 por el gobernador inglés Mackwell. El puente tiene 7 arcos y está hecho de piedra y mortero de aquella época. Sus dimensiones son: longitud 60m, anchura 6,8m y altura máxima 7m.

Escuela de Milapidea

Citera, Grecia, kythera, κυθηραLos ingleses durante su permanencia en Citera construyeron muchas escuelas y obligaron a los citeranos que enviaran a sus hijos a ellas. Los que no enviaban a sus hijos a las escuelas inglesas –para que recibieran una educación inglesa- se veían obligados a pagar impuestos y trabajar en las obras públicas. La escuela de Milapidea está situada en un lugar destacado sobre Livadi y es una muestra representativa del estilo arquitectónico que aplicaron los ingleses en la isla. Se conserva en muy buen estado, como otras escuelas inglesas también.

Faro de Mudari

Citera, Grecia, kythera, κυθηραConstruido en 1857 por los ingleses, es uno de los faros más grandes de los mares de Grecia. Se halla en la parte norte de la isla, en el cabo Spathí. Su altura es de 25m. Para visitar el faro, se tiene que seguir el sendero. Más información se puede obtener por los habitantes de Karavás. Hay un farero que probablemente les permitirá entrar en el interior del Faro. El “simatorio” o “simatologio” (código de señales marítimas) es un edificio que ofrecía información a los barcos que pasaban por la zona. La información se divulgaba con el uso de banderas. Es un paisaje de belleza insuperable. Con buen tiempo se hace visible todo el golfo lacónico, desde el cabo Maleas hasta el Ténaro.

Los molinos de viento

Citera, Grecia, kythera, κυθηραEn Citera, como también en otras islas griegas, se encuentran bastantes molinos de viento. Estos molinos se construyeron en el s. XIX. Su uso estaba estrictamente vinculado a la producción agrícola de la isla. Citera es una isla que favorecía su uso, puesto que es muy frecuente la apariencia de vientos fuertes. Se encuentran en los bordes de las aldeas en puntos fácilmente accesibles por los terrenos de cultivo y están construidos o bien solos o bien en pares. Son de piedra y sus dimensiones son: el diámetro exterior oscila entre 5 y 6 metros, mientras su altura entre 4,5 y 5,5 metros. Las entradas normalmente conservan un marco de piedra porosa. Hay también molinos de viento que sus paredes son de piedras porosas. En los molinos de Citera se molía el trigo. En el s. XX empiezan a abandonarlos hasta 1955 cuando dejó de funcionar el último molino de viento de la isla. Actualmente se conservan bastantes molinos en buen estado.

Los molinos de agua

En el valle cerrado de Milopótamos, cerca del pueblo homónimo se halla la mayoría de molinos de agua de la isla. En total hay 23 molinos de agua, de los cuales solamente los tres se conservan en buen estado con la mayor parte de su mecanismo sin desgastes. Todos son de propiedad individual. El nombre del pueblo (Milo = molino en griego,) obviamente proviene de la existencia de esos molinos en la zona. El valle de Milopótamos es el más fértil de la isla y recibe la mayor cantidad de agua que cualquier otro. El uso de molinos de viento floreció principalmente durante la época de la ocupación inglesa y sus propietarios tenían que pagar impuestos por ello. Los molinos molían cereales. La función de los molinos apoyaba el arroyo dentro del cual corría el agua, mientras a la vez suministraba a los huertos con agua para su riego. También los molinos comunicaban entre sí, mediante una red de caminos de bastantes kilómetros. Los molinos de agua dejaron de funcionar poco después del año 1950, cuando durante los últimos años fueron desplazados por el uso de petróleo. Otros lugares donde hay también algunos molinos de agua son: el valle cerrado de Ójeles con 10 molinos, el Cañón de Tsákonas en Mitata, el valle cerrado de Karavás, Agía Pelagía, etc.

ANATOMÍA DE UN MOLINO DE AGUA

  • El molino de agua se compone de:
  • El cubo de presión (por donde cae el agua), que se llama “vutzí”
  • La sala de la molienda
  • El almacén
  • El recibidor de los clientes
  • La estolda, donde está el rodete, que se llama “zurió”
  • La casa del molinero


Ir Arriba
  • En contraste a la esterilidad general de la tierra, en la isla abundan las iglesias. John Galt, inglés, s.XIX
  • Déjales decir que los sueños y la realidad se han separado y que no se lo están llevando bien... No habrán viajado a Citera... Panos Filis, poeta citerano