Mani

Laconia, Peloponneso, GreciaEs la península mediana del Peloponeso meridional. La parte occidental de Laconia junto con las laderas orientales de Taygetos. Y en la parte occidental está Mani de Mesinia que contempla el golfo de Mesinia. Llena de historia, leyendas y gente vigorosa. Es montañosa, dado que constituye la extensión natural de Taygetos. Mani se habitó por primera vez en la Edad Paleolítica. De los hallazgos se demuestra la presencia continua de poblaciones en la región. Oitilon es uno de los pueblos más históricos y quizás el más antiguo. Sucesivamente fue habitado por tribus micénicas, dorios, hasta la formación de la ciudad-estado de Esparta. Después de la decadencia de Esparta la región estuvo dominada por romanos y luego por bizantinos. Mani acaba en manos de los francos en 1249 hasta ser entregada junto con Mystras y Monemvasia a Miguel Paleologo a mediados del siglo XV.

Mani no se rindió a los turcos. Mantuvo su autonomía ya que luchó con pasión y consiguió conservar su libertad. Sus habitantes lucharon con fuerza por la Revolución Griega. Petrobeis Mavromijalis declaró la revolución en Areópolis el 17 de marzo de 1821. Desde la liberación hasta hoy en día los habitantes de Mani se consideran como una gente cerrada, que ha mantenido sus propias peculiaridades.

Conocidos por su arquitectura son las torres de Mani, sencillos y orgullosos guardianes de la célebre historia de la región. Las torres son aproximadamente 800. Hay también muchas iglesias bizantinas, monasterios, castillos, etc.

Areópolis es una ciudad histórica ya que ahí fue declarada la Revolución de los griegos. Uno de sus rincones más bonitos es la empedrada plaza del 17 de marzo de1821. Muy importantes son las torres de Areópolis, entre ellas la de Mavromijalis, de Pikulakis, de Kapetanakos y otras.

El punto más meridional de Mani es el cabo Ténaro, orgulloso, escarpado, frente a las profundidades más altas del mar Mediterráneo.

Cuevas de Dirós

caves, diros, mani, lakonia, sparta, peloponnesoDespués de Areópolis y hacia el sur se hallan las cuevas de Dirós que son de los más impresionantes de Grecia. Actualmente están siendo aprovechados turísticamente y reciben miles de visitantes. Las cuevas de Dirós son tres: Vlijada, Alepótripa y Katafigi. Las cuevas fueron exploradas por el explorador citerano Ioannis Petrójilos y su esposa Ana, a mediados de la década de 1950. Se pueden visitar durante todo el año. Hallazgos de las cuevas se exponen en el Museo Neolítico de Dirós.

Cuevas de Dirós
Tel.: +30 2733052222, +30 2733052223


Ir Arriba
  • Siempre hay un barco para Citera. Y nunca es tarde para cogerlo. Efi Emilianú, 1924